14 de febrero de 2018

Celebración Eucarística del Miércoles de Ceniza

Esta mañana tenía lugar en la Iglesia del Monasterio la celebración e imposición de ceniza presidida por Cayetano Rosel. Ha contado con un buen número de fieles que junto con las Monjas Dominicas se han preparado para el comienzo de la Cuaresma.

Nuestro capellán en su homilía resaltaba la importancia de abandonarnos a nosotros mismos durante esta cuaresma, para liberarnos del espíritu del mal y poder convertirnos a Dios. En sus palabras ha subrayado la importancia de lo que es la practica de los signos cuaresmales como lo son la imposición de la ceniza, el ayuno, la lismosma, la abstinencia y la generosa penitencia. Concluía diciendo que solo por el camino de la humildad podremos celebrar la victoria de la resurrección.

La celebración finalizaba por parte del capellán con unas palabras de acogida a Sor Ángela, nueva religiosa que se suma a la comunidad de Baza.

UNA VENTANA ABIERTA. EMPEZAMOS LA PREPARACIÓN PARA EL GRAN ACONTECIMIENTO CON LA HNA CARMEN PÉREZ STJ

Empezamos la preparación para el gran acontecimiento. ¿Yo me apunto y Vd.? Estamos convencidos de que los grandes acontecimientos requieren una adecuada preparación. Pensemos en la presentación de un gran evento, en la preparación que requiere una buena
Sagrado Protector de la Ciudad de Granada
formación profesional, en fiestas importantes, tantos sociales como familiares. Ahora que tan sensibilizados estamos ante el deporte, pues la vida de los deportistas es entrenarse continuamente. La prensa mundial se ha deshecho en elogios ante el fenómeno Nadal, se hizo un juego de palabras: “fenomeNadal. Todos nos hemos alegrado con el gran esfuerzo de este chico, con su magnífica preparación, con sus humanísimas actitudes y respuestas. Todo requiere preparación, esfuerzo, poner lo mejor de uno mismo. Ya sabéis que en el estadio todos los atletas corren, aunque uno solo se lleva el premio. Corred así, para ganar. Es la invitación de Pablo de Tarso en nuestra carrera para alcanzar a Cristo. Todo esto “viene a cuento” porque para los cristianos empieza un tiempo litúrgico lleno de sentido, que llamamos cuaresma, para la preparación del más importante acontecimiento: La Pascua. La celebración de la fiesta central del año litúrgico: la Resurrección del Señor. Cuaresma, del latín quadragesima, cuadragésimo día antes de la Pascua. Comienza el miércoles de Ceniza, 40 días de preparación para el gran acontecimiento. 

Ayuno y abstinencia, ¿Por que se practica en el tiempo de Cuaresma?


Ayuno y abstinencia


El ayuno consiste en hacer una sola comida fuerte al día. La abstinencia consiste en no comer carne. Son días de abstinencia y ayuno el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. La abstinencia obliga a partir de los catorce años y el ayuno de los dieciocho hasta los cincuenta y nueve años de edad. Con estos sacrificios, se trata de que todo nuestro ser (espíritu, alma y cuerpo) participe en un acto donde reconozca la necesidad de hacer obras con las que reparemos el daño ocasionado con nuestros pecados y para el bien de la Iglesia. 

9 de febrero de 2018

UNA VENTANA ABIERTA. LA ALEGRÍA DE SER CRISTIANO CON LA HNA. CARMEN PÉREZ STJ

La novedad del cristianismo evidentemente es Jesucristo, el Hijo de Dios que vino a decirnos que Dios es nuestro Padre, que el Padre y Él eran Uno. El Hijo se encarnó para hacerse uno de nosotros, para salvarnos y hacernos hijos suyos. Jesucristo nos muestra que Él es el verdadero Dios, el único Dios, el Hijo de Dios, y tanto Él, como el Padre y el Espíritu Santo son amor. Cristo se hizo hombre para demostrarnos que Dios es amor. La fe en el amor de Dios es el fundamento de la salvación, la puerta de entrada. Esta fe es posible gracias a la experiencia de Cristo que se encarna en el seno de María, que nace, vive, muere y resucita. Así nos abrimos al misterio de que Dios es Padre todopoderoso y a la vez exista el sufrimiento, la injusticia, la guerra. Nunca podemos dudar de que Dios existe y nos ama. Y creemos en Él por Jesucristo, con Jesucristo y en Jesucristo.
El problema es nuestra falta de experiencia cristiana. Nuestro desconocimiento de la alegría que es ser cristiano. El Evangelio no es una utopía lejana, y sí que es la propuesta real de la vida humana. Sólo lo sabe el que lo vive o el que es cautivado, sorprendido, por la vida del que lo vive. Estamos en una época de la Historia muy concreta “después de Cristo”, y durante estos siglos, millones de personas han ido con su vida entera siendo sus testigos. Pero siempre estamos de rebajas, y así es imposible comprender la alegría del cristianismo. Lo que la palabra cristianismo, sugiere a muchos, incluso que se dicen creyentes, es algo muy lejano a lo que realmente es ser cristiano, vivir de la fe en Cristo.

21 de enero de 2018

UNA VENTANA ABIERTA. CON TERESA DE JESUS ¿QUÉ ES CREER EN LA ALEGRIA DEL EVANGELIO? CON LA HNA. CARMEN PÉREZ STJ

Cristo confortando a Sta. Teresa
Iglesia del Sto. Ángel (Sevilla)
¿Qué es creer realmente en la alegría del Evangelio? Una y otra vez dejémonos inundar por “la alegría del Evangelio que llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del sufrimiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría” (Papa Francisco)

Encontrarnos a nosotros mismos en Él, es nuestro gran descubrimiento. Esto es lo que vivió Teresa de Jesús sintiendo la experiencia de S. Agustín: buscaba a Dios en todas partes y le vino a hallar dentro de sí mismo. ¡Sí fuéramos conscientes de la realidad que esto es¡ No hace falta, dice ella, para hablar con nuestro Padre ir al cielo, ni tenemos que hablar a voces, hay que ponerse en soledad y mirarle dentro de nosotros, y no extrañarnos de tan buen huésped, sino con gran humildad hablarle como a padre, pedirle como a padre, contarle nuestros trabajos. Hagamos cuenta que dentro de nosotros está un palacio de grandísima riqueza…y en este palacio está este gran Rey, que ha tenido por bien ser nuestro Padre.

15 de enero de 2018

UNA VENTANA ABIERTA. “HEMOS ENCONTRADO AL MESIAS” CON LA HNA CARMEN PÉREZ STJ

Tengo ante mí el Evangelio de Juan 1, 35-42. Hemos encontrado al Mesías ¿Qué vieron en Jesús Andrés y Juan y luego Pedro, para decidir irse con Él? Nosotros cada uno de nosotros hemos de vivir de un encuentro así. 

Yo tengo que vivir mi encuentro con Jesús y dejar que Él me transforme, y para eso entregarle los miedos y temores. No me puedo hacer a mí mismo diferente, Jesús vino a darnos un corazón nuevo, un espíritu nuevo, una mente nueva y un cuerpo nuevo, esto es nuestra redención. Tengo que dejar transformarme por su amor, el amor es el que transforma y hace renacer, y recibir su afecto en todo mí ser.

12 de enero de 2018

Nuestra hermana Sor Herminia Álvarez, natural de Arenas del Rey (Granada), partió en la mañana del día 11-01-18 a la casa del Padre, a los 87 años.

Fue llevada al país de la vida. ¿Para qué hacer preguntas? Su morada, desde ahora, es el Descanso, y su vestido, la Luz. Para siempre.



Silencio y paz. ¿Qué sabemos nosotros?


Dios mío, Señor de la Historia y dueño del ayer y del mañana, en tus Manos están las llaves de la vida y la muerte. Sin preguntarnos, lo llevaste contigo a la Morada Santa, y nosotros cerramos nuestros ojos, bajamos la frente y simplemente te decimos: esta bien. Sea.

Silencio y paz.

Se acabó el combate. Ya no habrá para él lágrimas, ni llanto, ni sobresaltos. El sol brillará por siempre sobre su frente, y una paz intangible asegurará definitivamente sus fronteras.

Señor de la vida y dueño de nuestros destinos, en tus Manos depositamos silenciosamente este ser entrañable que se nos fue.

Duerma su alma inmortal para siempre en la paz eterna, en tu Seno insondable y amoroso, ¡oh, Padre de Misericordia!

Silencio y paz. Amén.